En exámenes y navidades… ¡No te pegues a la silla!

En exámenes y navidades… ¡No te pegues a la silla!

Escrito por la atleta profesional Celia Muñoz de Morales

Como ya sabemos, ahora entramos en unas fechas en las que nuestra rutina consiste en tener reuniones familiares, comilonas, tardes de sofá, manta y peli de Santa Claus… y en muchos casos, las dichosas tardes y mañanas de estudio…  De todo, lo primero debemos disfrutarlo, es época de ello, de estar con los tuyos, pasarlo bien y recibir la Navidad y el Año Nuevo como se merecen. Lo segundo… es nuestro deber, y nos guste o no, es algo que hay que hacer para formarnos y poder asegurarnos un buen futuro. Todo esto trae consigo largas jornadas de sedentarismo, que acompañadas al frío de la calle es algo que nos parece perfecto. No está mal tomarse unos días de descanso pero, ¿Por qué no seguir saliendo a hacer deporte? Para muchos seguirá formando parte de su rutina, pero para los que no, les recomiendo que lo incluyan, porque será una perfecta vía de escape para despejarnos de los estudios o para bajar el banquete que nos pegamos el día anterior.

Algo que debemos de tener claro es que descanso no es sinónimo de sedentarismo, también descansamos saliendo a dar un paseo para relajar la mente o si quedamos para jugar un partido de pádel con los amigos y nos echamos unas risas. Este concepto debemos de cambiarlo si aún no lo comprendíamos así, y debemos tener en cuenta que con organización todo es posible, y que dedicar una hora de nuestra tarde de estudio a realizar actividad física nos traerá beneficios tales como:

  • Mejora de la concentración y la memoria. Estudios confirman que el estudio combinado con la práctica de actividad física puede producir mejoras considerables en estas dos variables. Esto es algo que cualquiera hemos podido experimentar si comprásemos las condiciones de estudio a las 9 de la noche tras una tarde entera en casa o después de volver de entrenar.
  • Aumento de la adrenalina. Nos proporcionará motivación y ganas para ponernos con el estudio y seguir avanzando con algo nuevo o repasar lo que nos hemos estudiado antes de nuestro descansito.
  • Regulación de apetito
  • Liberación de estrés
  • Reducción de ansiedad y/o depresión. Salir a que nos dé el aire y despejar la mente siempre nos vendrá bien para evadirnos un poco de los apuntes y salir de la situación de estrés que estos puedan crearnos.
  • Mejora del autoconcepto. Una mejora en la percepción de uno mismo nos ayudará  tanto en el ámbito deportivo, como social y académico y esto es un dato muy positivo que nos ayudará a crecer como personas y tener una mayor ambición de aprendizaje.
  • Pequeñas ganancias positivas en el rendimiento académico. Todos los valores anteriores unidos a una mejor capacidad de organización, significaran un mejor aprovechamiento del tiempo y en consecuencia ganancias positivas en el rendimiento académico. De hecho, estudios realizados a alumnos deportistas y no deportistas de un mismo centro, confirman una nota media superior de los primeros a pesar de contar “con menos horas de estudio”.

Que pases más tiempo pegado a la silla no siempre significará que aproveches más el tiempo, ya que como todos sabemos nos pierden mucho las nuevas tecnologías o si no, ya nos buscaremos otro tipo de distracciones. De este modo, tras una sesión de actividad física o deporte, volveremos con más ganas de ponernos de nuevo frente a los libros.

Y por último, solo me queda decir, Felices Fiestas y mucho ánimo ;)  ‘MENS SANA IN CORPORE SANO’

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Website: (Web URL con http://)
* Comentario:
Teclea código

Publicaciones recientes

Suscríbete a nuestro Boletín

Mantente al día con las novedades de la marca, recibe el primero las mejores ofertas, entérate de nuestros descuentos más atractivos, consigue códigos descuentos para tus compras...

Naffta © 1996 - 2017
Preguntas frecuentes
@
Contacta con nosotros