Subir cuestas y escaleras para tonificar piernas y glúteos

Subir cuestas y escaleras para tonificar piernas y glúteos

Muchas veces pensamos que para fortalecer piernas y glúteos tenemos que insistir en hacer sentadillas o ejercicios con máquinas en el gimnasio, pero también podemos hacerlo mientras corremos o en cualquier momento del día. Si subes escaleras o cuestas de forma regular estarás tonificando estos músuclos de manera mucho más divertida, ayudando también a los pulmones y al corazón a ganar resistencia y mejorando poco a poco tu salud.

¿Por qué subir escaleras y cuestas mientras entrenas? 

El principal beneficio es la mejora que notarás en el aspecto cardiorespiratorio y muscular. Si incluyes como mínimo una vez a la semana la subida de escaleras y cuestas notarás como aguantas mucho más las tiradas más largas y también conseguirás perfeccionar tu zancada cuando corres, dándole así más potencia y explosividad.

Al fortalecer glúteos y piernas, reducirás el riesgo de sufrir lesiones. Si quieres la máxima intensidad posible, elige siempre escaleras, en vez de cuestas, ya que son más pronunciadas y te exigirán un mayor esfuerzo.

Por otro lado, estos ejercicios con escaleras, al ser una actividad aeróbica, también te ayudarán a quemar grasas de la parte inferior del cuerpo y gastar energía rápidamente. Eliminar la celulitis, reducir la posibilidad de sufrir enfermedades crónicas, bajar los niveles de colesterol en sangre y gozar de más vitalidad y optimismo son solo otros de los muchos beneficios de estos ejercicios.

¿Cómo subir escaleras de forma correcta?

subir escaleras

Para subir escaleras hace falta primero encontrar un sitio público adecuado, en el que no transite mucha gente y no existan obstáculos que puedan provocarte una lesión. Cuando subimos escaleras la posición corporal cambia, pero si lo hacemos corriendo la posición es similar a la que llevamos en cualquier carrera en llano.

El movimiento de los brazos debe estar coordinado con el de las rodillas, que deben elevarse alto para que el ejercicio sea intenso. Si decidimos subir las escaleras de dos en dos podemos aprovechar la bajada para recuperar, y para trabajar también la coordinación y el equilibrio podemos probar a subir 10 peldaños con un pie y otros 10 con el otro pie. 

¿Es mejor subir o bajar escaleras?

Esta es una pregunta muy habitual y la respuesta suele sorprender, ya que tan beneficioso es subir escaleras como bajarlas de forma correcta. En ambos casos la intensidad de la actividad es la misma, aunque cuando bajamos estaremos fortaleciendo sobre todo los cuádriceps, mientras que si subimos trabajaremos también gemelos y glúteos. 

¿Hay una técnica de carrera en cuestas?

En este caso sí que cambiamos la posición de nuestro cuerpo, antes de empezar a subir pendientes es importante que dispongas de un buen tono muscular en el abdomen y en la zona lumbar. Esto lo puedes trabajar previamente en el gimnasio y así evitarás dolores y podrás aprovechar todos los beneficios de subir cuestas en tus entrenamientos. Si la pendiente es muy pronunciada, puedes apoyar las manos en las rodillas y recuerda llevar la cabeza alta y el cuello relajado para respirar mejor. No olvides que si tienes que dejar de correr no hay problema, ya que andando también estarás trabajando todos los músculos y alcanzarás tus objetivos igualmente. Puedes inclinarte ligeramente hacia delante, pero no olvides fijar tu mirada hacia delante y llevar las manos relajadas.

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Website: (Web URL con http://)
* Comentario:
Teclea código

Publicaciones recientes

Suscríbete a nuestro Boletín

Mantente al día con las novedades de la marca, recibe el primero las mejores ofertas, entérate de nuestros descuentos más atractivos, consigue códigos descuentos para tus compras...

Naffta © 1996 - 2017
Preguntas frecuentes
@
Contacta con nosotros