10 consejos para no abandonar nunca en tus carreras o entrenamientos de running

10 consejos para no abandonar nunca en tus carreras o entrenamientos de running

Escrito por la atleta Laura Sola

¿Preocupación?, ¿pereza?, ¿competitividad?, ¿falta de motivación? Seguro que alguna vez has vivido alguna de estas sensaciones justo antes de afrontar un entrenamiento de running o incluso en la misma carrera, haciendo que te desanimes y que decaigas en el intento de esforzarte. ¡No te preocupes! Nos pasa a todos y suele estar relacionado con la falta de adaptación que tiene tu cuerpo a estímulos a los que no está acostumbrado, como es empezar de nuevo a correr.

Te propongo una serie de consejos para que puedas seguir disfrutando y despertando tu mente mientras realizas running.

Entrenando running en tu día a día:

  • Ponte un reto. Ya lo decía Nietzsche, “quien tiene un por qué, encuentra un cómo”. Puede que tu reto sea por motivos de salud como perder peso de cara al verano o para mejorar tu autoestima. Cualquier excusa es buena para ponerte en marcha, y si marcas una fecha, además estarás comprometido a cumplir tu promesa. Inscribirte en una carrera es una razón estupenda para empezar a trabajar el running.

Consejos Running

  • Divide y vencerás. Divide el entrenamiento en varios bloques, que contengan ejercicios de distinto tipo, con recuperaciones entre ellos. En carrera, puedes dividir esos 10 km en tramos, por ejemplo de 2 km cada uno, para saber más o menos como orientarte e ir superando metas.
  • Variación. Es bueno que cambies continuamente los lugares de entreno, sobre todo si vas a realizar rodajes largos. Seguro que hay rutas, senderos y muchos rincones que aún no conoces en tu ciudad. Además es bueno que cambies tus rutinas de entrenamiento cada 2-3 semanas, por ejemplo, realiza series cortas, medias, largas, fartlek, cuestas, intervalos, etc.
  • Se disciplinado. La disciplina no debe entenderse como el método para cumplir una norma, sino como una herramienta para conseguir un objetivo en running, marcado a largo plazo. Si te comprometes con entrenar tres veces a la semana, ¡intenta cumplirlo!
  • Diviértete, comparte y disfruta.Así de fácil, no te olvides nunca que corres porque te gusta, y lo haces porque disfrutas corriendo, compartiendo experiencias con compañeros, mejorando tu marca personal, pasando buenos ratos, etc.

Durante la carrera:

  • Anticipa la consecuencia. Procura visualizarte en la carrera y anticipar las posibilidades de pasar por contratiempos que pueden hacer que te dificulten el ejercicio. Plantéate soluciones antes de que ocurran. De esta manera te sentirás más seguro, y evitarás el desánimo, quedándote sólo con la sensación de insatisfacción.
  • Siempre positivo. Utiliza y piensa en frases constructivas y positivas: “buen ritmo, voy bien, voy relajada”. Y reafírmate: “sí que puedo hacerlo, no me queda nada, sólo una cuesta y acabamos”. Evita siempre corregirte y hacer frases con carga negativa: “Tengo que…”.

  • Aunque sufras, focaliza. ¿Cuántas veces has pensado en abandonar en el kilómetro 7 de 10 km? Si eres de las que tiene esos pensamientos de forma recurrente, te irá bien tener en cuenta algunos trucos. Por ejemplo, piensa todo lo que has dejado ya atrás. Asume que cuando te comprometes tienes que aceptar que puedes sufrir algún bajón -tener flato, dolor de rodilla o tobillos- y en lugar de evitarlo, debes esperar ese momento con ilusión, para ponerte a prueba y sacar lo mejor de ti. Verás como el sufrimiento se va haciendo, progresivamente, más llevadero.
  • Distráete y concéntrate. Mientras vamos en carrera, hay momentos en los que sí tenemos que estar pendientes de la técnica y de llevar una zancada económica, con un ritmo alegre. Pero es bueno que esos momentos los combines con fases de desconexión. Distráete levantando la cabeza, dejando de mirar al suelo, fíjate en el entorno, la música, la gente…Y estarás renovado para seguir con esos kilómetros hasta la meta. 
  • Valora tu resultado y tu esfuerzo. Es habitual fijarnos sólo en el resultado, y no tanto en el proceso. Debemos preguntarnos cómo competimos y cómo nos hemos encontrado en carrera. Cuando no obtenemos el resultado que esperábamos, nos venimos abajo, pensando que hemos hecho algo mal. Nada de eso es lo importante. No importa el resultado, sino las sensaciones. Si hay cosas mal, las intentaremos corregir entrenando, para volver mejor preparados. Yo siempre digo, parafraseando a la gran obstaculista Rosa Morató: “Si sale bien, me comeré un biscocho. Si sale mal, me comeré dos”.

Sigue estos consejos y comprueba que no habrán kilómetros que se te resistan, ni metas tan lejanas. Trabaja tu cuerpo y tu mente y ¡no volverás a abandonar durante tus carreras y entrenamientos de running!

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Website: (Web URL con http://)
* Comentario:
Teclea código

Publicaciones recientes

Suscríbete a nuestro Boletín

Mantente al día con las novedades de la marca, recibe el primero las mejores ofertas, entérate de nuestros descuentos más atractivos, consigue códigos descuentos para tus compras...

Naffta © 1996 - 2017
Preguntas frecuentes
@
Contacta con nosotros